El País, es –  … Les había prometido un trabajo que no existía. Y, en lugar de un empleo, encontraban la muerte: los asesinaban y el guerrillero los hacían pasar por caídos en combate. Eran falsos positivos, Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *