El País.com – Guatemala cierra 2018 bajo el signo de la involución en la lucha contra la impunidad y la corrupción, con un presidente, Jimmy Morales, desbocado en su intento por expulsar a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig, patrocinada por la ONU) y afanado en eliminar los contrapesos previstos a su poder, como la Corte de Constitucionalidad, la Corte Suprema de Justicia, la Procuraduría de los Derechos Humanos y, en general, contra quienes levantan la voz criticando sus políticas. Las elecciones presidenciales de junio de 2019 determinarán el respaldo que su política tiene entre la ciudadanía. Leer todo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *