Ciudad del Vaticano – (…) El pontífice planteó también su preocupación sobre Venezuela y pidió que el “tiempo de bendición” de la Navidad le permita al país sudamericano “encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”.

Este año, introdujo en su bendición un pedido especial por Nicaragua, tras la grave crisis social y política que sacude al país en medio de tensiones que han incluido persecuciones a miembros de la Iglesia.

“Que delante del Niño Jesús, los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos, para que no prevalezcan las divisiones y las discordias, sino que todos se esfuercen por favorecer la reconciliación y por construir juntos el futuro del país”, pidió. (Leer todo)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *