La Jornada.com.mxDe los 10 mil 630 solicitantes de refugio en México, procedentes de Centroamérica (enero-agosto), 35 por ciento son niños y adolescentes, y sólo el 0.6 por ciento adultos mayores.

El grueso de los peticionarios son varones jóvenes, se indica en el reporte más reciente de la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la Secretaría de Gobernación.

En el caso de los hondureños, casi la mitad están en el rango de plenitud para trabajar, de entre 20 y 34 años, aunque hay 648 niños pequeños (de 0 a 4 años); una cantidad similar de niños entre 5 a 9 años, y 404 menores de entre 10 a 14 años, se detalla en el informe elaborado en colaboración con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *