El País.comUna caravana de cerca de 1.500 hondureños se dirige a Estados Unidos para solicitar asilo alegando razones de seguridad, pero Donald Trump ya ha dejado ver que no son bienvenidos. EE UU avisó este martes al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que si la multitud de migrantes no frena su paso van a cortar las ayudas económicas “con efecto inmediato”. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *